A finales de 2020, la tasa de paro juvenil en España era la más alta de la Unión Europea, con un 40,1%, casi 10 puntos superior a la del ejercicio anterior (30,5%). Mientras tanto, en el otro extremo encontramos a Alemania con un 6,1%. Esta situación es mucho peor en el caso de los jóvenes que han abandonado de forma prematura sus estudios.

 

El paro juvenil afecta de forma alarmante a los jóvenes sin estudios

Esta cifra es aún peor en el caso de los jóvenes sin estudios tal y como muestra la encuesta de población activa (EPA) del último trimestre de 2020. La EPA muestra que la tasa de paro de los jóvenes de entre 20 a 24 años que han finalizado la segunda etapa de educación secundaria (como es bachillerato) es del 33,44%. Esta cifra asciende al 43,13% en el caso de los que tan solo tienen la primera etapa de educación secundaria (como son los graduados en la educación secundaria obligatoria, ESO). 

En el caso de los jóvenes que no han alcanzado la primera etapa de educación secundaria, la tasa de paro juvenil se dispara hasta el 61,31%.

El número de jóvenes menores de 25 años en paro subió en 109.600 personas en 2020, lo que supone un 23,7% más que en 2019, y la más alta de 2016 (42,9%). Situándose la cifra total de jóvenes en situación de desempleo en 572.400 al finalizar el año pasado.

 

El paro juvenil en España, el más alto de los países que conforman la OCDE 

La cifra es la más elevada de los países de la OCDE, pero es que además, la cifra española casi triplica la media de la OCDE del 14,3%

Alguna otra valoración que pone de manifiesto de manera flagrante la situación dramática de España respecto a otros países: la tasa media de las siete principales potencias de la OCDE es del 12,2%. Lo que pone a España en un sitio aún peor al compararla con las grandes economías en lugar de con la media de todos los estados miembros.

La única que se acerca tímidamente a España es Italia, que adolece de problemas estructurales similares, y en donde la cifra de desempleo juvenil es del 29,5%. Algo más elevada, del 33%, es la última cifra conocida de Grecia y relativa al mes de septiembre. Y a continuación están Colombia, Lituania, Chile o Portugal, economías todas ellas más pequeñas y con cifras superiores o cercanas al 25%. Y a continuación está Suecia, que ya a cierre de 2019 tenía un dato medianamente alto de casi el 20% pero que en los últimos meses ha crecido con fuerza hasta rondar el 24%.

En términos totales, España es también la economía con una mayor tasa de paro aunque en este caso, cierto es, las diferencias respecto al resto no son tan clamorosas. En todo caso, al cierre de noviembre, el 16,4% de España superaba al 15% de Colombia o al 10% de Lituania. Grecia, de nuevo con datos desactualizados, cerró septiembre en el 15%. 

Y a todo ello, además, hay que sumar que muchos trabajadores se encuentran en situación de expediente de regulación de empleo (ERTE) y que, por lo tanto, no figuran como desempleados. Pero la realidad es que, a medida que se vayan retirando esos expedientes, una buena parte de los mismos sí pasará a engrosar las listas del paro. 

Por ello, muchas previsiones, como la del Banco de España, apuntan que en 2021 se producirá un repunte del desempleo, y que la recuperación de los niveles previos a la crisis está todavía muy lejos.

 

Casi 200 jóvenes vulnerables consiguieron empleo gracias a la Fundación Iter en 2020 

En la Fundación Iter, trabajamos cada día para paliar en la medida de nuestras posibilidades los efectos devastadores y desesperanzadores de esta situación tan dramática para los jóvenes menores de 25 años.

El año pasado, casi 200 jóvenes consiguieron empleo gracias a la Fundación Iter y más de la mitad habían abandonado de forma prematura sus estudios antes de finalizar la ESO. 

En nuestro día a día, la situación del desempleo en general hace muy difícil, no solo que los chicos que acaban el programa de formación puedan encontrar un empleo, sino también que podamos garantizar la realización de prácticas no laborales en empresas que, de ser otra la situación, habrían dado una oportunidad a nuestros chicos.

Sin duda, las altas cifras de desempleo son un desafío al que nos enfrentamos en este 2021, y toda ayuda es poca, así que si te sientes con ganas de colaborar con nosotros, como voluntario, como facilitador de acuerdos de colaboración con empresas, como socio o como simpatizante, no dudes en contactarnos.

 

Quieres colaborar con nosotros?  Si te interesa la labor de la fundación y quieres implicarte en lo que hacemos… ¡te esperamos!

Colabora

¿Tienes entre 18 y 24 años y buscas una oportunidad? En Fundación Iter podemos ayudarte a encontrar trabajo

Cómo ser un joven Iter

Llámanos al 91 690 78 53 o escríbenos a fundacion.iter@fundacioniter.org si quieres tener más información