Uno de los muchos objetivos de la formación prelaboral que se imparte en la Fundación ITER, es hacer conscientes a los jóvenes beneficiarios del enorme potencial que llevan dentro y sacar a la luz su talento.

¿Cómo llegan a identificar su talento?

Es habitual que a la pregunta: «Y tú … ¿de qué quieres trabajar?» muchas de las respuestas sean: “No sé”, “De lo que sea” o “De lo que me salga”.

Hay algunos más orientados que contestan: “Atención comercial”, “Mozo de almacén” o “Camarero”

Y por supuesto, a veces te encuentras con respuestas como: “Educador Infantil”, “Electricista” o “Cirujano”

No obstante, cuando los animamos a la reflexión de si su respuesta corresponde con un interés genuino, asociado a lo que realmente les gusta hacer, observamos en sus ojillos, que es lo único que ahora podemos ver, una mirada de interrogación y de sorpresa… ¡¡¡qué tendrá que ver “Trabajo” con lo que me gusta!!!

Y empezamos a hablar de Talento, pero no del talento de los virtuosos de la música, del ballet o de la ciencia, sino de esa habilidad que nos permite identificar un área profesional en la que podemos dar lo mejor de nosotros mismos, disfrutando de ello al mismo tiempo.

Para ayudarles a buscar el talento, animamos a los jóvenes a que se contesten a estas preguntas: ¿qué te gusta? ¿qué se te da bien? ¿qué valoran los demás de ti?

Se trata de que investiguen qué actividades no les da pereza nunca acometer, con cuáles se les pasa el tiempo volando, por qué la gente los admira por ello y que además hacen sin ningún tipo de esfuerzo… y sencillamente por eso, porque no les cuesta trabajo hacerlas, piensan que nadie se las valora.

Muchos de los jóvenes encuentran alguna actividad coherente con las respuestas a esas preguntas. Tarea que para algunos adultos no resultaría nada fácil. A continuación analizamos qué habilidades están poniendo en juego en el desempeño de esa actividad.

Se sorprenden cuando identifican en esas habilidades sus fortalezas, su auténtico y genuino potencial que les puede hacer brillar en el mundo laboral:

  • Eres bueno en el futbol y los deportes y te gusta el trabajo en equipo, ¿has pensado ser entrenador deportivo en centros escolares o gimnasios?
  • Te gusta hacer dibujos originales y eres muy creativo, ¿por qué no te formas como diseñador de logos?
  • Te gustan los animales y te relacionas bien con ellos ¿sabes que cada vez hay más adiestradores de mascotas e incluso etólogos (psicólogos de perros)?

Animar a estos jóvenes a que investiguen su Talento, que elijan qué quieren hacer con él y que hagan de ello su Profesión Futura, con independencia de que su primer trabajo sea, ¡el que sea! para conseguir los recursos necesarios para alcanzar esa meta, es uno de los grandes retos que se trabajan en la Fundación ITER. La labor de Iter además, está alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, cuyos ODS 4 y ODS 8 respectivamente recogen “Educación de calidad” y “Trabajo decente y crecimiento económico”.

Raquel Velázquez Buendía, autora de este artículo, es voluntaria en Iter desde 2018

 

¿Quieres colaborar con nosotros?  Si te interesa la labor de la fundación y quieres implicarte en lo que hacemos… ¡te esperamos!

Colabora

¿Tienes entre 18 y 24 años y buscas una oportunidad? En Fundación Iter podemos ayudarte a encontrar trabajo

Cómo ser un joven Iter

Llámanos al 91 690 78 53 o escríbenos a fundacion.iter@fundacioniter.org si quieres tener más información