El proyecto Reacondicionando Vidas de Fundacion Iter es uno de los 36 seleccionados para recibir la ayuda de acción social de la Fundación mutua Madrileña

La  Fundación Mutua Madrileña ha entregado su X Convocatoria Anual de Ayudas a Proyectos de Acción Social a 36 proyectos de entidades sin ánimo de lucro en un acto celebrado en Madrid, que ha presidido S.M. la Reina Doña Letizia, acompañada de la ministra de Justicia, Pilar Llop, y del presidente del Grupo Mutua y su fundación, Ignacio Garralda.

Las décimas Ayudas a Proyectos de Acción Social de la Fundación Mutua, dotadas de un millón de euros, se han concedido a 36 proyectos de entidades sin ánimo de lucro en las áreas de apoyo a personas con discapacidad, iniciativas para luchar contra la violencia de género, atención a la infancia con problemas de salud y/o en riesgo de exclusión, integración laboral de jóvenes en riesgo de exclusión social, secuelas sociales y económicas del Covid-19 en personas vulnerables (personas sin hogar, mayores y familias vulnerables) y cooperación al desarrollo. Las iniciativas, en conjunto, tendrán un impacto positivo directo en más de 72.000 personas.

Ignacio Garralda, presidente del Grupo Mutua y su fundación, ha remarcado los diez años que han pasado desde que la Fundación Mutua inició este programa de ayudas “para facilitar a las ONG españolas recursos económicos que permitan la puesta en marcha de proyectos.

De entre las 6 áreas que la Fundación Mutua Madrileña ayuda se encuentra la de integración laboral para jóvenes en riesgo de exclusión, que es en la que el proyecto Reacondicionando Vidas de la Fundación Iter actúa.  

Reacondicionando Vidas es un proyecto de itinerarios de inserción y formación para el empleo, dirigido a 30 jóvenes en riesgo de exclusión social con graves dificultades para acceder al mercado laboral. El objetivo es lograr su integración a través de la mejora de su empleabilidad mediante el desarrollo de competencias laborales básicas para el empleo, junto con formación ocupacional y prácticas no laborales donde se les dotará de competencias profesionales-técnicas correspondientes a diferentes oficios que permitan la inserción laboral de, al menos, 10 de estos jóvenes.